Alcanzar el éxito. ¿qué es éxito para ti?
13725
post-template-default,single,single-post,postid-13725,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,edgt-core-1.2,wp-megamenu,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
alcanzar-éxito

Alcanzar el éxito. ¿qué es éxito para ti?

Vivimos en la sociedad de ENCONTRAR EL ÉXITO.

Todo el mundo corre y corre como si fuese una competición y la meta final fuese el ansiado éxito.

¿Pero, qué es el éxito para ti?

 

Piénsalo por un segundo. Ponle palabras.

La mayoría de las personas a las que les he hecho esta pregunta han respondido en la misma línea y siempre acaban relacionado el éxito con triunfos que se escapan de la verdadera esencia de las personas.

Relacionamos el éxito y el triunfo con algo externo, con los aplausos y halagos que nos dan, con el valor que externamente se pone sobre nosotros, la mayoría de las veces más por lo que hacemos que por lo que somos.

Eres un escritor de éxito porque vendes muchos libros, eres un actor de éxito porque tienes muchos seguidores en Instagram… eres un empresario de éxito porque todos te admiran por lo que has conseguido y facturas mucho dinero…

Personalmente me río de esto y de todos los tutoriales y libros que te venden para encontrar ese ansiado éxito.

Si crees que el éxito está relacionado con que te alimenten el ego, lo siento. Vamos por mal camino.

 

Para mí, el llegar al éxito, ser un triunfador o triunfadora no tiene nada que ver con eso.

¿De qué sirve que te aplaudan si llegas al sofá de tu casa y te sientes vacío?

¿O si has dejado de lado cosas importantes en tu vida para lograr eso?

El éxito como todo, empieza en ti. En hacer lo que sientes, en guiarte por tu instinto, por tus entrañas, ignorando lo que opina el exterior tanto en lo positivo como en lo negativo.

El éxito es hacer lo que amas hacer, sea lo que sea.

 

Quizás quieres ser una gran madre para tus hijos y tu éxito está en hacerlo con el mayor amor posible, o quizás tu éxito reside en trabajar en cualquier cosa que más o menos te guste pero que te deje tiempo para hacer otras cosas que de verdad te apasionan…

Ser un gran médico para ayudar a las personas y no por un estatus social o emprender algo con lo que sueñas a pesar de todo lo que pueda pasar…

Dedicarte tiempo a ti para aportar lo mejor de ti en aquello que te haga feliz.

Hace unos días vi un reportaje en el que Ana, una mujer de unos 55 años hablaba sobre su trabajo en una residencia de ancianos y escucharla me inspiró.

Ana hablaba sobre lo poco valorado que estaba su trabajo y el sueldo tan escaso que tenía o las condiciones en las que tenía que trabajar. Pero escucharla producía paz porque amaba su trabajo con toda su alma, porque creía que su labor era fundamental para el mundo y estaba agradecida de poder hacerlo.

Ana, que no llega a fin de mes, para mí, es una mujer exitosa.

 

Siempre acabamos relacionando el éxito y el triunfo con el dinero y con un montón de cosas materiales, nos han enseñado que eso es a lo que debemos aspirar todos y, lo peor, lo peor es que nos lo hemos creído.

Poner el valor de una persona en lo que tiene es un pensamiento tan absurdo que me sorprende que esté tan extendido y estoy cansada de que solo se aplauda a la gente a la que la sociedad coloca más arriba, porque señores y señoras, hay millones de personas con un éxito brutal a las que no se las aplaude o engrandece y eso, eso es lo que las hace aún más exitosas.

 

El éxito real es levantarte por la mañana, mirarte al espejo y saber que nadie puede ponerle valor a tu persona, que eso solo lo haces tú.

 

Sin comentarios

Enviar un comentario

Pin It on Pinterest